Loading...

¿Por qué Poner una Cebolla Bajo su Colchón?


Loading...
Poner cebolla bajo el colchón - ¿Sabías que un colchón de espuma de memoria fue probado en un laboratorio y tiene 61 compuestos orgánicos volátiles y 4 carcinógenos conocidos? Está hecha de productos químicos derivados del petróleo.


Los colchones de espuma de memoria contienen poliol, silicona surfactante, amina terciaria, estaño Octoate, retardante de llama, TDI (tolueno diisocianato), Pigmentos/Colorantes.

Se han encontrado que estos productos químicos debilitan o dañar el sistema inmune y nervioso, causan trastornos autoinmunes, daño de tejidos blandos, daño en los órganos y el cerebro, artritis, etc.

Otros productos químicos peligrosos aprobados para su uso en colchones son:

  • Ácido bórico, un irritante respiratorio tóxico utilizado para matar cucarachas.
  • El formaldehído, que causa el cáncer.
  • El antimonio, un metal que puede ser más tóxico que el mercurio.
Utilizar la cebolla bajo el colchón para reducir las toxinas en su colchón
Si usted es dueño de un colchón de espuma de memoria convencional u otro colchón no orgánico, utilice las cebollas bajo el colchón para reducir las toxinas en el aire.


Científicos encontraron que las cebollas absorben alrededor del 70 por ciento de las toxinas - incluyendo el arsénico, el cadmio, el mercurio y el plomo -  Puede leer el estudio científico dando clic aquí.

Este truco es muy sencillo: basta con cortar una cebolla grande en tres trozos y colocarlos debajo de su cama cerca de la cabeza, el centro y los pies de la cama. Las cebollas detendrán las sustancias químicas tóxicas del colchón evitando así que se liberan en el aire.


Mis fuentes de investigación:
http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2015/05/20/retardante-de-llamas-toxico.aspx
- http://www.saludorganica.es/2015/07/antiguedad-receta-de-1000-anos-puede.html
http://www.inderscience.com/offer.php?id=50898
http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2008/11/11/is-your-mattress-making-you-sick.aspx 
Loading...
Este blog usa cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. ACEPTO Más información