Loading...

Si ve a su hijo sentado en esta posición debe detenerlo, esto puede traer serios problemas


Loading...
Una de las posiciones al sentarse más comunes entre los niños, es sentarse en forma de W. Pasan muchas horas así jugando, sin embargo, puede causar una gran cantidad de problemas físicos que la gente normalmente suele ignorar. 


Entre algunos problemas, causa la destrucción de puntos de rotación de la cadera que puede conducir a serios problemas ortopédicos.

¿Cómo afecta que un niño se siente en W?

Sentarse en W impone tensiones anormales en las caderas y las rodillas: Si el niño siempre se sienta en W las caderas y las rodillas se adaptan a las fuerzas anormales que la posición impone a estas articulaciones.

Preocupaciones ortopédicas: Sentarse en W puede predisponer a un niño a la dislocación de la cadera.
Deformidad: Los huesos de los niños son más flexibles que los de los adultos, pueden doblarse sin llegar a fracturarse. “El hueso de un niño a menudo se curva, pero no llega a fracturarse del todo, y tiene una capacidad mucho mayor de remodelación o reconstrucción.

Torsión de tibial: Sentarse en W también puede provocar la torsión tibial. Esto puede peor después durante períodos de crecimiento.

Los adultos con torsión tibial y la rotación restringida de las caderas tienden a sufrir (ITB) síndrome de la banda iliotibial  y pueden desarrollar artritis en las rodillas.

También, cuando un niño se sienta en W puede acortar y apretar los músculos de la cadera y de las piernas, haciendo que en un futuro camine torcidos hacia adentro y sufrir de dolor pélvico a medida que crecen.

Fuentes de información: 
skillsforaction.com/w-sitting
pediatricservices.com/parents/pc-22.htm
Loading...
Este blog usa cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. ACEPTO Más información
close