Loading...

Las posiciones correctas e incorrectas al dormir para solucionar dolores de hombros, espalda y cuello


Loading...
Millones de personas en el mundo experimentan dolores al dormir en cuello, hombros y espalda, debido a la forma en la que a veces se duerme sin darse cuenta. La forma de dormir no solo habla de la personalidad de cada uno, sino también puede tener un gran impacto en la salud.

Aunque la posición hacia la cual siempre nos acomodamos puede ser automática, con consciencia y fuerza de voluntad se puede empezar la noche en la mejor posición posible. 


Ya que algunas posiciones para dormir mejoran el funcionamiento de ciertos órganos, un sencillo cambio de hábitos puede solucionar problemas como la acidez, dolores crónicos como la fibromialgia y mejorar tu calidad de vida de forma considerable.

"No existe una postura óptima universal, es más importante conocer las que pueden resultar perjudiciales y, a partir de ahí, encontrar la que se adecúe a nuestras necesidades y forma de descanso", explica Humberto Rico, Fisioterapeuta de la escuela ISAN.

1. Dolor de espalda: En dolores de espalda, es muy importante mantener la curva natural de la columna, por eso los colchones muy suaves no son los más recomendables.
La manera más eficiente sería dormir de espaldas. Poner una almohada debajo de las piernas, esto restablecerá la curva de la columna y reducirá la tensión de los tendones. También se puede poner una toalla enrollada debajo de la cintura, lo cual garantiza un apoyo adicional de la espalda.
Si se acostumbra a dormir boca abajo, se puede poner debajo de la pelvis una almohada pequeña para que la espalda baja no se arquee más de lo normal. Para las personas que prefieren dormir de costado, los médicos aconsejan optar por la postura fetal. Llevar las piernas hacia el estómago, esto hará que la espalda se arquee. Poner entre las piernas una almohada pequeña, así no se moverá la cadera y no se sobrecargará la espalda baja.

2. Dolor de cuello: Al igual que en el caso del dolor de espalda, es necesario garantizar una postura cómoda y correcta del cuello.
La mejor opción es dormir de espaldas, poniendo una almohada debajo de la cabeza y debajo de cada brazo. Es muy importante usar la almohada correcta: es conveniente elegir una ortopédica en forma de un tubo.

Si gusta dormir de costado, asegurarse de que la almohada no sea demasiado alta. El mejor grosor es de hasta 15 cm. La almohada perfecta debe ser tan alta como el ancho de un hombro para mantener el cuello en la posición correcta.
Si se duerme boca abajo, usar una almohada muy delgada. Pero es mejor no dormir en esta posición, ya que en este caso el cuello queda volteado a un lado, lo que traerá probablemente dolor en algún momento.

3. Dolor en los hombros: Si duelen los hombros, se recomienda no dormir de costado, y mucho menos del lado que duele. Tampoco se recomienda dormir boca abajo, ya que en esta posición los hombros no se encuentran en la postura correcta.

La mejor opción es dormir de espaldas. Usar una almohada delgada, o mejor si es posible una ortopédica. Poner una segunda almohada sobre el estómago abrazándola. Así los hombros estarán en una posición correcta y estable.
Loading...
Este blog usa cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. ACEPTO Más información